25 de enero de 2022

Qué es el retail coaching

El término inglés retail se refiere a las ventas al detalle, aplicado a los comerciantes minoristas, mientras que el coaching son aquellas técnicas que se aplican para el mejoramiento del equipo humano de una organización, con el fin de lograr una mayor motivación y eficiencia.

El retail coaching es un mecanismo que emplean las empresas con el fin de mejorar las ganancias con la participación de las personas y no a pesar de ellas. Con este método se busca motivar al personal para que estos sean más responsables y productivos.

Objetivos del retail coaching

Los vendedores de una tienda son las personas que establecen el enlace este el comprador y la marca. Para lograr la mejor experiencia posible de compra y tener clientes satisfechos, se requiere tener un personal bien preparado, motivado, responsable y a gusto con su trabajo.

Un cliente satisfecho con su compra, siempre volverá a comprar, pero para ello, debemos tener vendedores 100% profesionalizados, no solo en cuanto al conocimiento del producto o servicio, sino en el trato y la calidad de servicio, y para ello se requiere de una formación continua.

A nivel de productividad por países, España se ubica en el puesto 36 de la lista. Ahora bien, ¿Cómo ofrecer una mejor experiencia de compra y aumentar las ventas? La respuesta es sencilla: la motivación y la inteligencia emocional son la clave para mejorar la efectividad de los trabajadores.

En este sentido, se busca que el liderazgo se enfoque en lograr que su equipo de trabajo este conformado por personas ambiciosas que estén dispuestas a ir por más, buscando siempre la excelencia y la perfección, donde los errores formen parte del continuo aprendizaje.

En definitiva, el retail coaching persigue optimizar las ventas a partir de las personas y que estás sean cada día más responsables y se sientan a gusto con la labor que desempeñan, a la vez que se va acrecentando una cultura de excelencia enfocada al consumidor.

¿Cómo implementar el retail coaching

Las principales características del retail coaching son la motivación y la actitud del personal. Sin estos dos elementos, será muy difícil lograr beneficios económicos o personales. Para alcanzar estos aspectos, es necesario lograr:

1.- Actitud y compromiso: cada empleado debe asumir como propios los principios filosóficos de la empresa y cumplirlos en la mejor forma posible.

2.- Limitaciones y potencialidades: se debe identificar las carencias y limitaciones de los empleados y buscar la forma de superarlas a la vez que se acciona el potencial de cada individuo. Cuando esto se logre, se podrá producir el cambio.

3.- La confianza: se debe establecer una relación de confianza con los trabajadores, para que a su vez ellos sean capaces de transmitirla. Un verdadero líder empresarial se ocupa de motivar, pero también debe conocer las aspiraciones y potenciar las habilidades de sus empleados.

4.- La comunicación: esta debe ser clara, directa y en todos los sentidos, es decir, entre superiores y subalternos, entre los mismos empleados y entre estos con los clientes.

5.- Valorar y dignificar a los empleados: para poder sacar lo mejor de nuestro personal, es necesario eliminar la ansiedad y las insatisfacciones, sobre todo si queremos conseguir esa chispa necesaria para atender a los clientes.

Estos elementos demuestran la importancia que tiene para la empresa su personal y ayudan a un mejor funcionamiento del negocio. Hay que destacar que el factor humano es indispensable para el buen funcionamiento de una empresa.

Lo que se busca con el coaching aplicado al retail es sacar lo mejor que tiene cada persona, a todos los niveles de la organización y en todas sus etapas. Recuerda que, la voluntad para mejorar y el aprendizaje constante, serán la mejor herramienta para que el negocio tenga éxito.

El retail coaching y el éxito de la gestión empresarial

Cuando un negocio deja de ser relevante para sus clientes y estos sienten que no son satisfechas sus necesidades, esa empresa sin duda alguna, está condenada al cierre. El peligro se hace mayor con el aumento de la competencia, la aparición de las tiendas online y la globalización.

Las empresas deben ser capaces de darse cuenta a tiempo para evitar la debacle y por ello, es necesario ir un paso adelante. Debemos conocer y entender a nuestros clientes, saber qué está haciendo nuestra competencia y saber las razones por las cuales se vende y por qué no.

La gestión de retail requiere de estrategia sobre la cual van a girar todas las funciones de la empresa, las operaciones, el recurso humano, el marketing, las operaciones y las finanzas. Es una regla de oro que permite tomar las mejores decisiones y decidir el camino a tomar para alcanzar las metas.

Los tres pilares que garantizan la supervivencia en el tiempo de un negocio son: el beneficio, el crecimiento y la consolidación, y un buen plan estratégico será la clave para conocer cuál de ellos debemos desarrollar o reforzar para el logro de los objetivos.

Sin importar el tamaño de nuestra empresa, los recursos siempre serán limitados, de allí la necesidad de elegir a cuál de estos pilares debemos mejorar, ya que, lo más probable es que no podamos hacerlo con los tres al mismo tiempo y debamos sacrificar a dos por el bien de uno.

En otras palabras, si optamos por mejorar el crecimiento, habrá que hacer inversiones y esto afecta al beneficio. Si buscamos la estabilidad, el crecimiento se verá afectado y si queremos beneficios, no podremos crecer ni estabilizarnos.

Sin importar el tamaño de nuestra empresa, una buena gestión de retail coaching, nos debe llevar a ser líderes que ayuden a potenciar las habilidades de nuestro personal, a conquistar el mercado sin destruirlo, saber cómo atacar los puntos débiles de la competencia.

La tarea principal de la gestión de coaching aplicada al retail debe estar enfocada en establecer objetivos globales que permitan la creación de un plan de acción que sea capaz de organizar, medir, desarrollar las actividades que concluyan en la obtención de los resultados esperados.

Comentar

13 + once =